Porsche Cayenne Turbo

Se coloca como modelo cumbre de la nueva gama. Esta variante eleva, una vez más, el rendimiento deportivo en su segmento. El motor V8 biturbo de cuatro litros alcanza los 550 cv. La mejora de sus cualidades dinámicas se basa en la combinación de innovadoras tecnologías, con opciones adicionales entre las que destacan el eje trasero direccional o el control dinámico de chasis con sistema eléctrico de 48 v. Este todoterreno consigue la dinámica de conducción de un auténtico deportivo.

Mercedes AMG One

El IAA fue el marco elegido para el estreno mundial del ‘showcar’ Project ONE. Este prototipo de superdeportivo biplaza marca el cenit de la celebración de los 50 años de la marca AMG. Es la primera vez que se incorpora, prácticamente sin modificaciones, la tecnología híbrida más avanzada y eficiente de la Fórmula 1 en un modelo para carretera. Este híbrido de altas prestaciones desarrollará previsiblemente una potencia de más de 1.000 CV y su velocidad máxima superará los 350 km/h.

Kia Stonic

Es un crossover compacto atractivo y seguro de sí mismo, con un inconfundible estilo europeo y las mayores posibilidades de personalización que haya tenido nunca un Kia. Cuenta con una gama de motores ligeros gasolina y diésel, emparejados con cajas de cambio manuales, que proporcionan unas emisiones bajas y un alto rendimiento. La estabilidad y el confort de suspensión están ajustados para maximizar el placer de conducción, con una dirección y una suspensión adaptadas a nuestros gustos.

Dacia Duster

El icono de la marca se renueva sin perder nada de su imbatible atractivo. Además afirma su personalidad SUV con un diseño exterior robusto, totalmente renovado. El nuevo interior cuida el confort, la calidad percibida y la ergonomía. Propone unos equipamientos inéditos, sistema de cámara panorámica total, alerta de ángulos muertos, airbags de cortina, climatización automática, tarjeta de manos libres y encendido automático de las luces.

 

BMW Z4 CONCEPT

BMW presentó su nueva interpretación del roadster en Pebble Beach. Dinámico, progresivo, una irresistible fuente de emociones, el Z4 presume de proporciones ágiles, silueta dinámica y un uso atractivo de las formas. Su estudio de diseño llamativo ofrece un avance de la versión de producción en serie del vehículo que se revelará a lo largo del próximo año. “El BMW Concept Z4 es una máquina de conducción total”, afirmó Adrian van Hooydonk, vicepresidente sénior de Diseño de BMW.

 

Audi RS 4 avant

Al crear la cuarta generación, los diseñadores se inspiraron en muchos detalles del Audi 90 IMSA GTO. Las enormes entradas de aire con la característica rejilla RS y la parrilla Singleframe definen la parte delantera. El motor V6 biturbo desarrolla una potencia máxima de 450 cv. Su par máximo de 600 Nm, 170 más que en el modelo anterior, está disponible en un amplio rango desde 1.900 hasta 5.000 rpm y resulta clave para que el RS 4 sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 s.

Nuevo volvo xc 60 momentum

Rebuscando, una vez más, algún párrafo que sirva para introducir con sentimiento la prueba de hoy, me encuentro con un poema de uno de los grandes de la literatura sueca. Es evidente que con este encabezamiento, aun sin mucho fundamento con el evento que nos ocupa, trascendemos a la angustiosa realidad que vivimos. Frente a un mundo que avanza paso ligero hacia la barbarie ‘neo’, este coche es como una avanzadilla del futuro prometedor que, según parece, aunque cuesta creerlo, nos espera.

Y es que la evolución de Volvo desde que fuera adquirida por el coloso chino Geely es espectacular. Ahora mismo la casa está en construcción, siendo la gama 90 la primera que, realmente, podemos considerar fruto de la nueva propiedad.

Ahora se baja un peldaño y se aborda la renovación completa de la 60 que, obviamente, empieza por el modelo de más éxito y pronto se extenderá al resto de productos.

En fin, los SUV suecos han sido una de las revelaciones de los últimos años porque, sin prácticamente arraigo histórico más allá de algunos encargos militares, se han constituido en uno de los referentes de este segmento hoy tan boyante.

ESTÉTICO

Una de sus grandes bazas fue el acertado diseño que presentaban los anteriores, muy agradable y sólido según su tradición. El presente es una evolución a mi juicio acertada. El poderoso frontal está claramente inspirado en su hermano mayor y la trasera preserva el espíritu del modelo sustituido que era uno de sus atractivos.

Aunque no lo parezca es bastante más grande y la ganancia de centímetros, sobre todo en batalla, se aprovecha para ofrecer un habitáculo muy espacioso y un maletero decente, lo cual muchas veces se olvida y es digno de agradecer.

En el interior la calidad es fastuosa. Es uno de los coches más gratificantes de habitar en sus impresionantes cuatro plazas bien definidas, la quinta ya lo tiene un poco más complicado.

Destaca el nuevo diseño del tablero. Es, quizás, un poco menos original que el antiguo pero, a cambio, libera mucho espacio, lo cual incrementa la sensación de holgura. Una gran túnel, con muchos huecos, divide por la mitad la parte delantera. Sencillo, sin grandes alardes, excelente.

Es el coche con menos mandos a la vista que he conducido en los últimos tiempos y eso es también un gran detalle que habla de una ergonomía estudiadísima. Algunos se apartan de la lógica habitual, lo cual no quiere decir que estén mal ubicados, sino que al instante de comprarlo, habrá que memorizar como se accede al limpia trasero o donde se ubica el botón de arranque por ejemplo. Muchas de las funciones se manejan de manera táctil a través de la pantalla del gran equipo multimedia y esa es la respuesta a la evidencia inicial.

INTACHABLE

Circulamos con un Momentum, porque hasta navidad sólo se venden las versiones más exquisitas. Eso implica que circulamos ‘a tope’ de equipamiento, con medidor de distancias de frenado, vigilante de carril, con tracción integral y el motor diesel más potente, exuberante, fruto del ‘dowsizing’ más depurado.

Destaca por el equilibrio, en ciudad se maneja bien aunque, por tamaño, no es el medio ideal. Está pensado para los grandes espacios, en carretera en sencillamente perfecto y por las pistas, aun ‘durillo, se gobierna con efectividad, ayudado porque va calzado con unos Michelin de última generación ‘ad hoc’ de demostrada calidad.

En carretera su comportamiento es ejemplar y se manifiesta con un poderío apabullante. Imaginas que vas a 60 y vas a 90, seguridad, seguridad y más seguridad. Te acercas demasiado al vehículo de delante y el frenazo te disuade. El corrector de trayectoria de este y de cualquier otro coche, no me termina de convencer, será útil pero es demasiado intrusivo.

Por lo demás, es muy silencioso, muy sobrio y es capaz de reacciones fulminantes al acelerar o al recuperar. Como frena, se dirige con precisión y la caja de última generación es una maravilla, el placer que sientes conduciéndolo es de los de dejar huella. Por todo, un rival del mismo nivel que los ineludibles alemanes.

Aunque tiene su versión ‘plugin’ que nos adentra en el futuro inmediato, me despido de él con cierta amargura. Cuando mejor son los coches diesel, valga este ejemplo, cuando más perfeccionados están, resulta que están condenados a la extinción. No afirmaré que, algún día, no los echemos de menos.

XC 40

Desarrollado para responder a los modernos desafíos de la vida urbana, el nuevo SUV compacto de la marca tiene el objetivo de reducir el estrés y hacer más agradables los desplazamientos por la ciudad. Así, los conductores de este segmento tendrán a su disposición las tecnologías multimedia, de conectividad y seguridad que tantos éxitos han cosechado en los vehículos de las nuevas series 60 y 90.

La orientación de la marca sueca hacia la seguridad y la experiencia de usuario se apoya en una filosofía que la empresa denomina “El ciclo de la vida”, una mejora constante de estándares y tecnologías basada en los datos del mundo real y las opiniones de los usuarios.

Entre los ingenios de seguridad y asistencia al conductor incluidos se encuentran el sistema semiautónomo ‘Pilot Assist’, la última generación de ‘City Safety’, el atenuante de salidas de la calzada, la protección en su caso, la alerta de cruce con freno automático y la cámara de 360°, que ayudará a los conductores a maniobrar el vehículo en plazas de aparcamiento complicadas. Además se beneficiará de los altos niveles de equipamiento que incorporan los modelos de mayor tamaño.

“El XC40, nuestro primer vehículo en este segmento de rápido crecimiento, está claramente orientado para circular por los entornos urbanos de hoy en día. Basado en el tradicional liderazgo de Volvo en el ámbito de la seguridad, el nuevo XC40 ofrecerá los mejores niveles de seguridad combinados con una interfaz muy fácil de manejar y prácticos servicios de conectividad», señala Hakan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de Volvo.

CARACTERISTICAS TÉCNICAS

Tipo:
Suv 5 puertas, 5 plazas, motor transversal delantero y tracción integral AWD

Motor:
Turbodiesel, 4 cilindros en línea, 24 v. Cilindrada: 1969 cc. Potencia:  235 cv/ 4000 rpm. Par Nm/rpm: 480 Nm a 1750-4000 rpm. Euro 6b.

Transmisión:

Cambio: Automático Geartronic de 8 velocidades.

Suspensión:

Independiente. Delantera y trasera multibrazo con muelles y amortiguadores. Opcionalmente neumática.

Dirección:

De cremallera eléctrica.

Frenos:

Delanteros: Delanteros: Discos autoventilados. Traseros: discos macizos. ABS+EBD+EBA.

Dimensiones y pesos:

Largo/Ancho/Alto: 4688/2117/1658 mm. Peso: – Kg. Maletero: 505/1706 l. Depósito: 61 l.

Prestaciones:

Velocidad: 220 Km/h. Aceleración 0-100: 7,2 s. Consumo media: 5,5 l/100 km. Emisiones Co2: 144 gr/km.

PVP:

Versión probada: D5 Momentum AWD:  56.535 €

 

La transformación digital de la industria gana espacio en los programas formativos

El abordaje de la formación que viene de la mano de las nuevas tecnologías que impulsan o se derivan de la transformación digital en general y, específicamente, en la industria, comienza a emerger de una forma más coherente en las instituciones que trabajan tanto en el ámbito de la formación reglada como en las entidades que imparten conocimiento en el área de la formación continua.

AIN, como anunció durante su asamblea anual celebrada antes del verano, ya está impartiendo el primer programa formativo dirigido a cuadros y directivos de las empresas del cluster de Transformación Industrial (ITC), diseñado para adaptar las organizaciones a las tecnologías digitales de la cuarta revolución industrial.

Las primeras empresas participantes en esta iniciativa, que cuenta con el apoyo del Servicio Navarro de Empleo y que comenzó el 26 de septiembre en la sede de AIN, son Abelán San Andrés, Construcciones y Mecanizados Rafal, Disayt Grupo Logístico, Gamesa Eólica, General Mills, Gurpea Mantenimiento, Ingeteam Power Technology, Isringhausen Spain, Kaizen Automatización S.L., Leancleaning, Liebherr Industrias Metálicas, Mutua Navarra, Nano Automotive SL, Perfiles de Navarra, Siemens Gamesa Renewable Energy, Videcart, Viscofan, Volkswagen Navarra, Semicsa y ZF TRW Automotive.

Directivo 4.0. Impulsando la transformación digital” se compone de 12 módulos de entre 4 y 8 horas cada uno, sobre nuevas tecnologías de fabricación lean manufacturing, fabricación aditiva industrial, nanofabricación, materiales compuestos, mecanizado de alta velocidad); tecnologías de componente digital (sistemas ciberfísicos, cloud, Big Data, IoT, realidad aumentada, analitycs), ciberseguridad en la industria, TIC para la toma de decisiones (sensórica, Scadas, movilidad, eficiencia energética, etc), robótica colaborativa; machine learning (modelos virtuales y simuladores, optimización de procesos, identificación en tiempo real, etc); supply chain o gestión de suministro (tiempo real, logística, etc); y herramientas para producción personalizada en serie (cadenas reconfigurables, gestión de activos, etc). También, se abordará la importancia de las personas en la era digital (productividad, motivación, brecha de competencias digitales, cooperación, etc).

Antes del inicio de la formación, se ha realizado un diagnóstico de la situación de cada empresa y de las diferentes tecnologías que puedan interesarle. Los participantes cuentan, además, con la asistencia y el asesoramiento técnico personalizado El curso estará impartido por expertos en la Industria 4.0, procedentes de empresas tecnológicas, consultorías y empresas que hayan implantado soluciones de Industria 4.0.

Por otra parte, en este último cuatrimestre del año, el Servicio Navarro de Empleo va a impartir 19 cursos en materias que inciden directamente en el desarrollo de la industria 4.0: visión artificial, modelos de negocio de la empresa 4.0, analista de Big Data, analista de datos Oracle, administración de bases de datos Oracle, directivos 4.0, fabricación aditiva, seguridad informática, realidad aumentada y sistemas ciberfísicos. Están impartidos por el SNE-NL (centro Iturrondo), AIN, ANEL, Fundación Laboral de la Construcción, CIMA Nuevas Tecnologías Informáticas, FOREM, Alma Formación y Empleo, o Sinet Soluciones Integrales. Los cursos abiertos se pueden consultar en www.empleo.navarra.es (apartado Formación). En breve se va a lanzar, igualmente, formación en competencias digitales básicas.

PROGRAMA SUPERIOR DE IOT & I4.0

Desde la formación reglada, ESIC ha dado también un paso adelante incorporando a las iniciativas que impulsa desde el Instituto de Economía Digital el primer ‘Programa Superior en Internet de las Cosas e Industria 4.0’ (PSICI), dirigido a directores generales, directores de innovación, marketing, fabricación, responsables de operaciones, responsables de producto, directores de desarrollo de negocio y gerentes de pymes.

El curso, que tiene una duración de tres meses y se imparte en el Instituto de Economía Digital (ICEMD), aborda los fundamentos y metodologías de la Industria 4.0 y cómo implementarla en los negocios, guía en la búsqueda de habilitadores tecnológicos para desarrollar la digitalización de los negocios, conocer las nuevas tecnologías de machine learning, fabricación aditiva 3D, Big Data, realidad virtual, cloud computing, plataformas IoT… dominar herramientas para identificar nuevos modelos de negocio innovadores para ser más competitivo, posibilita desarrollar y ejecutar proyectos IoT. Y cuenta en su claustro de profesores con expertos de Tecnalia, Accenture Analytics, Telefónica Digital o Siemens, entre otros.

Durante el programa los alumnos tendrán acceso a masterclasses, encuentros de emprendedores ICEMD, jornadas profesionales… Cada sesión tendrá sus propios e-books a disposición de los asistentes, con documentación detallada sobre las distintas materias planteadas en la misma. También, dispondrán de una plataforma online para comunicarse con profesores y alumnos, acceder a documentación y recursos (vídeos, e-books, bibliografía, links, etc.), y celebrar reuniones mediante web conference.

Los alumnos en grupo realizarán un proyecto basado en un caso real.

La oferta del PSICI se incorpora al catálogo formativo de ESIC orientado a la economía digital: el master en Digital Business, el programa Senior Management in Digital Business (48 horas) y el Programa Superior de Marketing Digital (120 horas).

Aprender a aprender

La universidad no es ajena al impacto que tienen nuevas tecnologías, nuevo conocimiento y nuevos perfiles y desempeños profesionales, que emergen, se intuyen o incluso se vaticina su futura existencia, aunque se desconozcan. Ante esta situación explica Carmen Jaren, vicerrectora de Enseñanzas de la UPNA “Uno de los puntos clave del Espacio Europeo de Educación Superior es que las nuevas titulaciones adaptadas tienen que conseguir que los nuevos estudiantes, independientemente de la titulación que hagan, aprendan a aprender. Porque lo que sabemos no tiene nada que ver con lo que tendremos que saber en una semana, en un mes, en un año, en un decenio y lo siguiente. Por tanto, lo primero que ponemos como objetivo es que los nuevos graduados que salgan de la universidad tienen que ser personas dispuestas y preparadas para aprender lo que viene, que no lo conocemos ahora”.

“Otra forma de cumplir ese objetivo es introducir todas estas nuevas tecnologías en las titulaciones clásicas. Los ingenieros industriales ya daban robótica, y ahora se aborda la robótica inteligente, adaptando los planes de estudio que hoy son mucho más adaptables que antes, que estaban escritos en piedra en el BOE. Y hay un tercer nivel de respuesta que son las nuevas titulaciones enfocadas a la era digital. La carrera de Económicas existe de toda la vida, pero se puede abordar la economía digital, o en el caso del Big Data, sobre el que el año pasado ya se impartió un curso a través de la fórmula de los títulos propios, la universidad si las cosas van bien incorporará una nueva titulación en Ciencia de Datos”.

“Mayor flexibilidad señala Carmen Jaren, presentan títulos propios que están pensados para la formación continua y a demanda”, este año se impartirá el segundo curso de Experto Universitario en Ciencia de Datos y Big Data para Business Inteligence y se aborda por primera vez la ‘gamificación’, la utilización de dinámicas y mecánicas de juegos y videojuegos para aprender.

La universidad tambien realiza una serie de encuestas a sus egresados tres años después de haber conseguido la titulación para conocer si su perfil responde a las demandas de las empresas y en caso negativo poder plantear su remodelaión. El contacto con las empresas no acaba a aquí, a través del Consejo Social a través de sus reuniones con las empresas y los clubs que impulsa recoge, se recoge igualmente información del entorno sobre la idoneidad de los perfiles.

ESFUERZO Y RECURSOS PROPIOS

“Si queremos acercar a nuestros alumnos la Industria 4.0 tendremos que hacerlo por libre y lo hacemos, señalan desde el Centro de Formación Profesional Salesianos, porque las necesidades de esta transformación desbordan un currículo que es del año 2001”. Si la falta de recursos ha sido un mal endémico en la educación, cuando hay que abordar las nuevas tecnologías se hace más patente, pero tampoco encuentran el apoyo en las grandes empresas, que podrían facilitar materiales para mejorar la formación de los alumnos en estas disciplinas. Desde hace tres años trabajan en robótica colaborativa, “estamos al día, pero el equipamiento lo hemos adquirido nosotros, subrayan. Y llevan ocho años adiestran en impresión aditiva con materiales sintéticos, pero las máquinas de impresión en metal son económicamente inviables.

“Nuestra misión no es proporcionar títulos, nuestra misión es insertar a los alumnos en el mundo laboral y no podemos estar tranquilos hasta que nuestros jóvenes están colocados”. Salesianos lleva cuatro años de experiencia en formación dual con los alumnos de segundo curso de FP de grado superior (fabricación mecánica, mantenimiento electrónico, automatización y robótica y diseño y producción gráfica) y obtiene tasas de inserción laboral superiores al 70%. Participa en los clusters TIC, Automoción y Funcional Print, especialmente en este se muestran muy activos y satisfechos de los resultados conseguidos con un proyecto en el que colaboraron los departamentos de electrónica y artes gráficas con el asesoramiento de Cemitec y apoyo del Ministerio de Economía, colaboración que permitió a lo largo del curso el desarrollo por parte de los alumnos de seis proyectos de impresión de dispositivos electroluminiscentes, seis aplicaciones distintas de impresión funcional en sectores tan diversos como el marketing y la publicidad, la señalización urbana, el turismo, la decoración de interiores y la salud.

EN FASE DE EVALUACIÓN

“Los jóvenes llegan a la formación familiarizados y utilizando las nuevas tecnologías. Tenemos que darles otras competencias. Y fundamentalmente no es a los cambios tecnológicos a los que tenemos que dar respuesta sino al modo de aprender y en esto sí que estamos realizando un trabajo importante”, afirma Esther Monterrubio, directora del servicio de Formación Profesional del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. “En esto, subraya, hemos entrado en FP con fuerza, el año pasado tuvimos 90 profesores en formación con nuevas tecnologías, que esto sí que es el cambio 4.0 de la enseñanza, sustituir la impartición magistral por el aprendizaje a través de la resolución de retos y problemas que se exponen semanalmente”.

El impacto de la transformación digital es actualmente motivo de análisis para evaluar dónde están posicionados los centros públicos de FP ante los desafíos que plantea la industria 4.0 y qué cambios van a provocar en los centros, tanto en el ámbito tecnológico como las necesidades de formación del profesorado, “porque no sirve de nada instalar equipos y que el profesorado no pueda dar la respuesta adecuada”, indica. Además, el estudio determinará qué centros pueden realizar una transformación rápida, orientada a las nuevas demandas de la Industria 4.0.

Esther Monterrubio considera que el departamento no ha estado dormido en dotaciones a los centros. “En los últimos años, explica, se habrá invertido más de un millón de euros en robótica, robótica colaborativa, máquinas de impresión aditiva y, contemplado en el plan estratégico, se retoman los proyectos de innovación, camino a través del que en su día se instaló en la ETI de Tudela el primer robot colaborativo, antes incluso que en las empresas”.

Y respecto a los cambios en los currículos formativos recuerda que la base de la formación es competencia estatal: “Navarra puede introducir ciertos contenidos. Si se ve una demanda que los requiera, se le dará respuesta como en su momento ocurrió con la incorporación del módulo dedicado al vehículo de motor hibrido. También pudiera ocurrir que baste con incorporar nuevos contenidos sin necesidad de cambiar el currículo”.

 

Mapsa define un camino propio para abordar el futuro

En cuatro años alcanzará una capacidad de producción de 3,5 millones anuales de llantas

Entrevista a Miguel Ugalde, director gerente de Mapsa 

Mapsa impulsa a partir de este año un plan de inversiones para el periodo 2017-2020 que le permita aumentar su posición en el mercado de automoción y llegar a producir hasta 3,5 millones de llantas, destinadas a las principales firmas automovilísticas implantadas en la Península Ibérica, Francia y Alemania, que hoy forman parte de su cartera de clientes y otros a los que aspiran incorporar en un futuro próximo.

Mapsa, con una plantilla que supera los 500 trabajadores (más de 300 de ellos socios de la cooperativa) aborda todas las etapas del proceso de fabricación de la llanta, desde la fundición de la materia prima hasta el pintado final, dispone de un departamento de I+D compuesto por un equipo de 15 personas y al que destina el 5% del presupuesto anual de gastos, que impulsa tanto la innovación propia como los desarrollos de producto derivados de la adjudicación de los nuevos proyectos de clientes.

La cooperativa afronta un nuevo plan estratégico para estos próximos cuatro años del que hablamos en detalle con Miguel Ugalde, su director gerente, que le permita incrementar tamaño, producción y productividad, empleo, desarrollar nuevos productos y como cooperativa atender a los compromisos de la calidad del empleo, la incorporación de nuevos socios e intentar que su huella socio empresarial no pase desapercibida en el entorno.

¿Sobre qué elementos ha pivotado su reflexión para elaborar el nuevo plan estratégico 2017-2020?

Cuando empezamos a trabajar en el proyecto de reflexión estratégica para el periodo 2017-20 lo primero que hicimos fue analizar donde queríamos estar cuando realizamos la reflexión anterior y donde realmente estábamos, examinar que había pasado alrededor nuestro, a nuestros clientes, competidores, la tecnología… y en virtud de todo ello cómo entendíamos que iba a continuar desarrollándose el mercado en general y cómo nos acomodábamos a ese mercado en los próximos cuatro años y conseguíamos sacar alguna ventaja: mejorar nuestra posición estratégica, nuestro tamaño, productividad, reconocimiento del entorno…

EVOLUCIÓN

¿Y en qué se traduce ese conjunto de percepciones?

Lo primero que hemos constatado es que el mercado sigue buscando economías de escala, mejoras de productividad, pero también capacidad de oferta de soluciones que ni siquiera sabe que las necesita, o que existan, y que de alguna forma tenemos que ser nosotros quien las tiene que proponer. Y que también tiene claro el concepto de que quiere seguir renovándose, sorprendiendo al público final y espera que nosotros le digamos por donde tiene que ir.

Teniendo en cuenta todo ello, lo que pretendemos es alcanzar a finales del 2020 mayor tamaño, mejorar nuestra productividad y rendimientos, desarrollar nuevos productos y aumentar el número de puestos de trabajo, sin desatender la productividad… Además, en Mapsa, como cooperativa, tenemos otros compromisos adicionales que tienen que ver con la calidad de los puestos de trabajo de nuestra gente, entendiendo tanto calidad en la contratación, como la transformación de trabajadores de la plantilla en nuevos socios, como la calidad de vida dentro del puesto de trabajo (calor, confort, seguridad laboral). Igualmente intentamos ocuparnos un poco de nuestro entorno e intentamos que nuestra huella socioempresarial no pase desapercibida.

No miramos exclusivamente al resultado empresarial como tal, que, por supuesto que lo hacemos porque una empresa que no es rentable no puede hacer nada de lo demás, pero para nosotros esto es más una herramienta que un fin.

Coincide esta reflexión en un momento de gran ebullición en el sector, emergencia de nuevos paradigmas y riesgos de desaparición de muchos proveedores, aunque no sea su caso porque los futuros automóviles seguirán necesitando de ruedas para desplazarse.

Desaparecer no desaparecerán, pero si van a evolucionar y muy mucho. Y en ese sentido nosotros también tenemos que buscar la vía, ser originales y sorprender al mercado.

¿Evolucionar hacia dónde?

Seguro en dos direcciones y probablemente, en una tercera. Una, sí o sí, es la reducción del peso. Los coches tienen que consumir menos energía, sea del tipo que sea, petróleo o energía eléctrica, el objetivo es transportar a la persona no transportar al propio vehículo, con lo cual el vehículo ideal sería el que tuviera peso cero, esto no es posible, pero sí que cada componente sea más ligero, por lo cual una de nuestras líneas de trabajo es el aligeramiento de la llanta, buscando alternativas de proceso productivo o alternativas de la propia aleación.

Además, la llanta tiene un componente estético muy importante y estamos permanentemente haciendo proyectos de desarrollo con una investigación que a priori puede parecer para el profano poco importante. Se trata de buscar acabados diferenciadores y esto puede parecer fácil conseguirlo, pero el problema es que ese acabado tiene que ser económicamente viable y, técnicamente, una solución, lo que requiere muchísima tecnología.

¿Y la tercera vía?

La tercera, en la que nosotros estamos empezando a trabajar, pero sobre la que no sabemos cómo va a reaccionar el mercado, tiene que ver con la integración de funciones. Se está hablando de que podría haber una llanta, un módulo rueda que integraría más funciones como propulsión, freno integrado, recuperación de energía… pero ocurre que los desarrollistas hacemos proposiciones y a unos fabricantes les gustan y a otros no, por lo que no sabemos dónde irá a parar definitivamente el mercado. Para ello, mientras no haya una tendencia clara, tenemos que trabajar en varias para ver de todas ellas cual puede cuajar. Podemos tener la inmensa fortuna de que los caminos que elijamos sean los que finalmente salgan adelante, con lo que seriamos clarísimamente los líderes, o podemos elegir un camino de desarrollo por el que finalmente no se decante el mercado y, en ese caso, nos servirá de aprendizaje de desarrollo de tecnología y finalmente nos acoplaremos a la que sea tecnología dominante.

 

Lee la entrevista completa a Miguel Ugalde en la edición impresa de la revista Negocios en Navarra nº 294

MTorres presenta un nuevo desarrollo tecnológico para el sector aeronáutico

El concepto Torreswing permite generar grandes y complejas estructuras en fibra de carbono, de una única pieza y sin necesidad de molde

La empresa MTorres ha presentado un nuevo desarrollo tecnológico a nivel mundial para el sector aeronáutico que permite generar estructuras en fibra de carbono de una única pieza y sin necesidad de emplear molde.

Esta nueva propuesta de Mtorres fue presentada en el París Air Show 2017, el encuentro internacional de la aeronáutica y el espacio, celebrado del 19 al 25 de junio en Le Bourget, hasta donde desplazó la empresa navarra un fuselaje monocasco realizado en materiales compuestos por medio de esta innovación tecnológica

AVIONES MÁS LIGEROS

Este nuevo proceso permitirá construir aeronaves más ligeras, que consumirán menos combustible y reducirán las emisiones, pesarán menos que los aviones de aluminio o los actuales de carbono, en los que las uniones remachadas implican mayores espesores que ahora ya no serán necesarios.

La tecnología será aplicable tanto en la construcción del fuselaje de los aviones como de alas y otros componentes, además permite aplicar ese principio a estructuras completas de gran tamaño y de alta complejidad geométrica, gracias al novedoso enfoque que permite eliminar la necesidad de moldes para la generación de las piezas.

Este nuevo concepto de estructura en fibra de carbono está fabricado en dos pasos. Inicialmente, se genera una estructura base en fibra de carbono como base del proceso, que haría las veces de un molde tradicional, y después, se fabrica el resto de la pieza sobre ella. La diferencia radica en que la estructura base, creada con un diseño específico, queda integrada en la pieza final, como componente estructural. La estructura base se fabrica a través de componentes sencillos y de fabricación fácilmente automatizable, y la unión de esos componentes genera los refuerzos estructurales necesarios para que la estructura cumpla con las necesidades.

 

Artículo completo en la edición impresa de la revista Negocios en Navarra nº 294