Iñaki Soto

Iñaki Soto

Director General en Inversis
Iñaki Soto

India se ha configurado en los últimos años como uno de los principales destinos de inversión extranjera, fruto a la evolución experimentada en el país y el desarrollo industrial consecuencia de los programas incentivadores del Gobierno Indio, lo que le ha posibilitado en 2016 India superar a China como primer receptor mundial de inversión internacional.

La OCDE señala a India como el país emergente dentro de Asia que mantendrá un mayor ritmo de crecimiento durante los años venideros, sobrepasando las cifras de crecimiento de China, país históricamente considerado como el mercado más atractivo para el capital extranjero.
Los inversores internacionales han apostado decididamente por India especialmente en el sector manufacturero, donde el mismo informe señala que los índices de productividad conseguidos por las empresas en India está muy por encima de la media del resto de países asiáticos y en especial de China.

La combinación de la tradicional austeridad en el gasto fiscal o en la exposición de sectores estratégicos como el sistema bancario junto con la moderación de la inflación y el déficit fiscal ha sido el caldo de cultivo sobre el que ha germinado un crecimiento económico consolidado en niveles superiores al 7% (Gráfica 01).

Los flujos financieros procedentes de las inversiones extranjeras han estabilizado la cotización de la divisa que se ha mantenido constante a diferencia de otras monedas de países emergentes como el rublo ruso o el real brasileño.

Incluso las cuestionadas decisiones estratégicas del Gobierno Indio como la “desmonetarización” o eliminación de la circulación de los billetes de 500 y 1000 rupias lo cual suponía más del 80% de moneda en circulación, no han sido capaces de tener un impacto desincentivador en una economía que por primera vez en su historia parece haber dejado a un lado el tradicional “ritmo de elefante”, analogía con la que se citaba el cansino ritmo de crecimiento de una economía excesivamente pesada.

India ha conseguido mantener durante los últimos años sus cifras macroeconómicas en niveles muy positivos, en especial aquellas que habían sido un problema congénito del país, como la alta inflación y el elevado déficit público.

Especialmente importante ha sido el logro de mantener la inflación en unos niveles razonables en torno al 5 – 5,5% después de casi una década de una inflación galopante en cifras de dos dígitos. La mejora en este aspecto dará pie a poder afrontar medidas de tipo monetario como la reducción de coeficientes de reposición o la reducción de tipos de interés (Tabla 01).

El programa de impulso económico del actual Gobierno de Modi Make in India ha supuesto sin duda un gran empujón a la inversión extranjera en el país asiático, habiendo conseguido definitivamente la confianza de los mercados en un mercado tradicionalmente errático y poco atractivo para el inversor extranjero.

India no sólo ha consolidado el atractivo para la inversión que busca un sector manufacturero a costes reducidos, sino también está ofreciendo un mercado interno muy atractivo con gran capacidad de crecimiento en sectores como:

Energías Renovables
Agro-alimentación
Maquinaria y material eléctrico
Maquinaria agrícola y de construcción
Infraestructuras
Ingenierías
Automoción

Hoy en día India lidera el crecimiento mundial en sectores como energías renovables, telecomunicaciones, transformación digital (IT) e incluso cuenta con su propio programa espacial. Sin embargo adolece de infraestructuras básicas como carreteras, ferrocarriles, cadenas de distribución y procesado de alimentación, etc. Prácticamente la mitad de la población vive de la agricultura y ganadería y no tiene accesos a servicios básicos como agua, saneamiento, sanidad de calidad, educación gratuita, etc. El país de las oportunidades es al mismo tiempo el país de las grandes disparidades y de los contrastes.

India sigue arrastrando la herencia de casi medio siglo de License Raj, expresión que explica la compleja maraña de trabas burocráticas necesarias para conseguir cualquier tipo de permiso. Durante la última década India ha figurado a la cola del ranking Doing Business del Banco Mundial, índice comúnmente aceptado como indicador de la dificultad para realizar negocios en un país. Las reformas emprendidas por el Gobierno Indio a lo largo de la presente legislatura ha posibilitado avanzar varios puestos en este ranking si bien sigue posicionado dentro de los países del furgón de cola.

Es por esta complejidad por lo que la labor de una empresa especializada en la implantación en el país se hace especialmente importante. El conocimiento del entorno legal, el know-how del país, la red de contactos a todos los niveles de actividad se hacen primordiales para el comienzo de una relación comercial con India. Sin embargo aún es más importante el conocimiento de la filosofía e idiosincrasia de las personas vinculadas al proyecto, tanto clientes o proveedores como trabajadores, a fin de poder establecer los vínculos.

En países con una cultura tan diferente a la española, la labor de una empresa especializada que preste un soporte en el terreno se hace imprescindible. Indversis presta esta ayuda a las empresas que decidan desarrollarse en India facilitando la toma de decisiones de forma eficiente y con un completo entendimiento de todas sus repercusiones.

Indversis cuenta con oficinas en España e India (Chennai). El equipo indio, compuesto por 12 personas, ofrece un apoyo permanente  a las empresas españolas implantadas simplificando la gestión de sus proyectos en múltiples áreas.

El éxito del sector eólico navarro en india

India se ha consolidado como el destino favorito para muchas de las empresas del sector eólico navarro. Tras un largo periodo de recesión y declive del sector comenzado durante la crisis económica, la empresa navarra ha encontrado en el país asiático una nueva oportunidad de resurgimiento.

Sin duda alguna el éxito de Siemens-Gamesa en el sector ha allanado el camino en una gran medida, ejerciendo un efecto tractor sobre un buen número de proveedores de componentes y servicios. Similarmente el posterior desarrollo de Nordex-Acciona Windpower en India ha consolidado la presencia de los grandes motores de la industria eólica española en el país.

Sin embargo para aquellos que decidieron aceptar el reto de invertir en India, el país les ha mostrado ambos lados de la moneda. Por un lado un mercado en pleno desarrollo en el que encontrar oportunidades de negocio y por otro un sistema regulatorio complejo y volátil con el que lidiar.
Pese a todo empresas como Industrias Barga, Frenos Iruña, IED Greenpower, Tetrace, Fluitecnik, Ingeteam, Nabrawind, Industrial Barranquesa, Jatorman o Tesicnor han conseguido encontrar su hueco en el mercado de forma exitosa.

La creación de la Agrupación Empresarial NAWIND, Navarra Wind Supply, ha supuesto un gran impulso a la imagen de las empresas navarras en India. En poco más de un año de vida NAWIND ha sido capaz de crear una oferta muy atractiva a lo largo de toda la supply chain eólica. Esta oferta a    grupada ha contado con el importante aval y apoyo del Gobierno de Navarra que ha participado de forma activa en la práctica totalidad de eventos organizados por la Agrupación, tales como una misión inversa de los principales fabricantes indios a Navarra, un encuentro empresarial hispano-indio en Chennai, la participación en la Feria internacional Windergy 2017 en Delhi, así como varios encuentros en Navarra.

Oportunidades de negocio

A comienzos del pasado mes de abril el Embajador de India en España Mr. Venkatesh Varma visitó Navarra realizó una llamada a la inversión de las empresas en diversos sectores estratégicos para el desarrollo de su país y con gran arraigo en nuestra comunidad.
“Navarra tiene un gran mercado y una importante industria tecnológica reconocida a nivel mundial y es hora de que mire hacia India, un país que el año pasado fue el mayor receptor de inversiones extranjeras a nivel mundial con 62.000 millones de dólares, superando por primera vez a China. Las áreas en las que creo que India y Navarra pueden cooperar son las energías renovables, donde ya lo están haciendo y estoy encantado de encontrar las más potentes empresas a nivel mundial aquí y que están liderando lo que India necesita; también deberían mirar a India sectores como el agro-alimentario, el del automóvil, la salud, el turismo o la industria digital. Nos gustaría poder aumentar las relaciones, sin duda, porque India y Navarra tienen muchas posibilidades de alianzas empresariales y en todas esas áreas que he nombrado pueden encontrar grandes aliados en India.”

Iñaki Soto,
Director General de Indversis

Deja un comentario

¿Quieres estar informado?