El Premio Empresario 2015 agradeció el galardón a su familia, por su apoyo, y a sus trabajadores y clientes

La familia de José María Zabala, representantes de la empresa que lidera y el conjunto de los empresarios navarros felicitaron ayer al nuevo Premio Empresario 2015 en un acto organizado por la revista Negocios en Navarra y que reunió a 290 personas. Zabala agradeció el reconocimiento a su familia, por su apoyo, y a sus trabajadores y clientes.

Durante su discurso, recordó los inicios de la consultoría que lleva su nombre, que nació en 1986 en su casa de Cizur, con dos caballetes y un tablero y la ayuda de su mujer Lia Versteeg. Hoy, Zabala Innovation Consulting, con ocho sedes en Europa (la última, en Londres), da trabajo a 202 personas y cuenta con 1.500 clientes. Pero Zabala no olvida sus orígenes, siendo un "hijo de labradores de Oteiza", como recordó, y aseguró, tras agradecer este premio, que "de dinero y santidad, la mitad de la mitad".

Para el galardonado, la innovación es básica y muestra lo que vale una empresa. Pero adelantó que, "si no hay IVA, no hay Innovación", recordando que Innovación no es desarrollo, ni investigación, ni alta tecnología: "es idea, inversión, desarrollo tecnológico, fabricación y comercialización". Zabala aseguró que una de sus mayores satisfacciones ha sido poner en contacto a empresas, centros tecnológicos y universidades y recordó que el SXXI es el de la cooperación.

Con respecto a los retos de la empresa, habló de tres para el futuro inmediato: internacionalizarse y salir de Europa para acompañar a sus clientes allá donde vayan, trabajar con nuevos productos (como la compra pública innovadora, la búsqueda de financiación privada o el estudio del impacto social) y el cuidado de su factor humano.

José María Zabala, junto con el jurado.

Durante este acto, el vicepresidente y consejero delegado de OHL, Josep Piqué, también ex ministro del PP, puso el acento en la "incertidumbre" política y económica que reina hoy en día y que es mayor que en etapas anteriores. "El mundo está muy revuelto, es muy turbulento", aseguró. La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, por su parte, reivindicó durante la clausura del acto que Navarra "necesita establecer una mejor conexión entre fondos públicos-privados y prioridades estratégicas o áreas clave".

Un galardón que cumple 25 años

Durante el acto, en el que se cumplió la 25 edición de este galardón que organiza anualmente la revista Negocios en Navarra junto con la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), se reunió a los empresarios reconocidos durante estas últimas ediciones. En el acto se lamentó la ausencia de Julián Chivite, Javier Bacaicoa, Javier Zabalza, Manuel Ciaurriz, Peio Martikorena y Víctor Troyas, fallecidos en los últimos años.

Los galardonados y algunos familiares en su representación posaron para celebrar los 25 años del premio al concluir el acto. En la fila superior, y de izquierda a derecha: Miguel Munárriz, María Zabalza, Joseba Martikorena, Daniel Palacio, Javier Troyas, Javier Sánchez, Ángel Ría, Jesús Marín, Joseba Pérez, Javier Antoñana, Juan Mari Idoiate, Julián Chivite, Antonio Elizondo y Fernando Bacaicoa. En la fila inferior, y por el mismo orden, Juan María Antoñana, José León Taberna, Jesús Irurre, Manu Ayerdi, Uxue Barkos, José María Zabala, María José Ballarín y Felipe Enrique. 

El Premio Empresario del Año cumple 25 años

 

Deja un comentario

¿Quieres estar informado?