La existencia en Australia de un parque de varios miles de muebles de refrigeración comercial diseñados en Pamplona era razón suficiente para que Grupo K Refrigeración, proyecto empresarial que impulsa el relanzamiento industrial de la antigua Koxka, reforzase la apuesta por este mercado, abierto hace diez años por el grupo Ingersoll Rand entonces propietario de Koxka.

[blockquote author="" link="" target="_blank"]Consideramos que Australia es un mercado muy interesante por el reconocimiento que allí tienen nuestros productos, afirma Jesús Beraza, socio y responsable de Marketing e I+D. Conocíamos el canal de ventas y a las personas con las que formar equipo, lo que nos ha permitido establecer una delegación y un almacén en Sidney, desde donde suministramos al canal del sector de distribución independiente, en el que operan las cadenas más pequeñas, ya que el 80% del mercado lo controlan dos grandes marcas [/blockquote]
“En Sidney tenemos stock suficiente de producto acabado, porque los plazos de entrega son inferiores a los por lo menos 45 días que necesitamos para trámites aduaneros y transporte marítimo, si tuviéramos que enviar un pedido desde Pamplona. Y solo en el caso de pedidos especiales y plazo suficiente lo hacemos desde aquí, como ha ocurrido recientemente con una operación que hemos realizado en Darwin, norte de Australia, cuya climatología exige un mobiliario muy especial, debido a las condiciones de humedad ambiental”.
La cartera de clientes australianos está conformada por mayoristas, instaladores y clientes finales. La previsión para este ejercicio es alcanzar unas ventas por importe de 3 millones de euros.
“Australia es una apuesta muy importante para nosotros, afirma Ignacio Razkin, socio y director general de Grupo K Refrigeración, estar homologado allí nos facilita el acceso a otros mercados del mundo anglosajón”.

DELEGACIÓN EN MÉXICO
“A lo largo de 2016, vendimos nuestros productos, excluida la península ibérica, en Australia, Chile, México, Colombia, Uruguay, Túnez, Italia, Francia, Alemania, Bélgica y Reino Unido, mercados que representaron el 40% de la facturación”.
“Nuestro plan de internacionalización está muy claro, señala Razkin, queremos tener presencia de aquí al año 2020 en todos los continentes. En Asia estamos presentes, como ya hemos comentado, en Australia y queremos llegar a más países. En el área latinoamericana, en junio inauguramos una delegación propia en México. Y en Europa impulsamos igualmente la estrategia de crear tejido a través de delegaciones y en una primera fase nos fijamos como objetivo Bélgica, Reino Unido, Alemania y Francia, países donde han estado presente tanto los productos de Koxka como los de Kobol y estamos realizando un trabajo intenso de revalorización de las marcas y recuperación de la confianza del mercado. El objetivo es elevar las ventas internacionales hasta el 60% de la facturación”.
Grupo K Refrigeración cerró 2016 con ventas por valor de 14 millones de euros y puso en marcha un plan de inversiones para el bienio 2016-17 de siete millones de euros, que le permitirán poner en el mercado, a partir de enero de 2018, un catálogo de mobiliario de frío comercial totalmente nuevo y diferenciador. Con estas armas y la expansión comercial el objetivo establecido para el horizonte de 2020 es alcanzar una facturación que se moverá en la horquilla de los 80-90 millones de euros, según anticipa Ignacio Razkin.

DISEÑO Y SOSTENIBILIDAD
El nuevo mobiliario ha tenido gran acogida en las ferias en las que se ha presentado. En EuroShop de Düsseldorf, primera cita mundial del sector, acaba de recibir el reconocimiento de profesionales e institución ferial, además de conseguir cuatro galardones ‘European Product Design Awards’, uno en la categoría de oro y tres en la categoría de plata.
Pero la nueva generación de máquinas, tanto las enchufables como las que se gestionan en modo remoto, no solo aportan cambios estéticos rompedores y personalizables, mejoran su capacidad de almacenamiento e incorporan innovaciones tecnológicas orientadas tanto en la dirección de la eficiencia energética como en la de la sostenibilidad, ya que además de optimizarse el consumo energético, las nuevas máquinas ya utilizan refrigerantes naturales, anticipándose Grupo K a las exigencias normativas que van a ir entrando en vigor en los países más avanzados medioambientalmente.
Grupo K volverá en julio a Metcash, la feria australiana para el segmento de distribución independiente, que el año pasado ya premió sus diseños. Y en el primer trimestre de 2018 también estará presente con stand propio y el nuevo catálogo en la feria ANTAD, de Guadalajara (México). Además, en octubre de 2018 presentará en la feria Chillventa, Nuremberg, el nuevo catálogo de Kobol, la marca dedicada al segmento de frío industrial.
El diseño, innovación y branding constituyen tres pilares fundamentales en la estrategia de recuperación de mercados trazada por Grupo K Refrigeración y para ejecutarla se apoya tanto en recursos internos, el propio departamento de I+D+I, como en la colaboración de distintos centros tecnológicos y expertos.

FUTURO CENTRO TECNOLÓGICO
“Tenemos un equipo de 17 personas trabajado en I+D, afirma Jesús Beraza, una cifra que estaría descompensada en una empresa del nivel de nuestras ventas, pero sabemos que vamos a obtener retornos a corto y medio plazo”.
“Como empresa, puntualiza Razkin, estamos diferenciando muy claramente lo que es la actividad de I+D+i de la actividad industrial. Cada unidad, de forma independiente, tiene que demostrar que la inversión es retornable a través del éxito comercial de nuestros productos, lo que nos obliga a contar con el mejor diseño de máquina y los mejores costes de producción para que las ventas a corto plazo nos permitan la amortización de las inversiones realizadas. Nuestro propósito es lanzar al mercado innovaciones cada dos tres años y ampliar el perímetro de nuestro negocio a otras líneas hoy no contempladas pero que vamos a activar, como es el caso de las instalaciones llave en mano y poder dar al ‘retailer’ final tanto producto como el servicio completo de instalación y mantenimiento. De este modo conseguiremos una relación más estrecha con el cliente final que nos permitirá conocer sus tendencias y necesidades para poder seguir invirtiendo para satisfacer sus demandas”.
De la importancia del papel que juega el departamento de I+D en Grupo K da idea el plan de inversiones específicas (7 millones de euros) proyectadas hasta el año 2020 con el propósito de establecer un centro tecnológico junto a las instalaciones industriales.

Deja un comentario

¿Quieres estar informado?