“Todo empieza en una persona que es nuestro cliente cuya demanda va a ser atendida por personas, nuestros trabajadores. Hablemos de Industria 4.0, hablemos de tecnología, pero pongamos en el centro a las personas, si no, no obtendremos lo que queremos”, esta reflexión de José Juste, de BSH, al concluir su intervención en la jornada que organizó AIN en torno a la transformación digital, me sirve de contrapunto a este número de Negocios en Navarra que viene cargado de contenido tecnológico. Me sirve en el mismo sentido la apelación que realizó en esa misma jornada el vicepresidente Ayerdi al liderazgo de nuestros directivos ante el reto que les plantea el nuevo paradigma tecnológico para elaborar estrategias que sean queridas, asimiladas interiorizadas por la organización. La tecnología está generando profundos y acelerados cambios en nuestro trabajo, nuestras relaciones, nuestras vidas, se ha encaramado hasta la cúspide de nuestras prioridades y demandas, no digo ya en la de nuestros jóvenes, en la de nuestros hijos, que corren riesgo de invalidez ante un apagón tecnológico. Pero la tecnología no es un fin en sí mismo, sigue, pese a su preminencia, siendo un instrumento para transformar la realidad, para resolver problemas y hacernos la vida más vivible, aunque entraña el riesgo de generar conflictos y disfunciones ante la falta de convergencia que generan las diferentes velocidades a las que trascurren los cambios tecnológicos y los culturales.
La tecnología también transformará de forma importante nuestras ciudades, afirma en estas páginas el director del Instituto Smart Cities de la Universidad Pública de Navarra. Lo que nos ofrece la tecnología es conocimiento de lo que está sucediendo, información para administraciones y ciudadanos y herramientas para la toma de decisiones, tanto técnicas como participativas. Se trataría de construir un nuevo modelo de ciudad, centrado en las personas, en el territorio y la sostenibilidad, en la inteligencia y en el desarrollo de economía creativa y la atracción de talento.
Entonces, que así sea.

Antonio Elizondo, aelizondo@negociosennavarra.com

Deja un comentario

¿Quieres estar informado?