“Hay iniciativas muy significativas y cambios tecnológicos muy importantes en puertas, los diferentes sectores de la sociedad están concienciados de que el cambio es inevitable, en este tiempo que llevo al frente del instituto veo que somos muy deseados, muy necesarios para muchas cosas”, afirma Carlos del Río, doctor en ingeniería de telecomunicación, que desde junio desempeña la dirección del Instituto Smart Cities (ISC) de la UPNA.

El ISC que cuenta con 86 investigadores de reconocido prestigio, trayectoria y competencia, fue creado en diciembre de 2014 junto con el InaMat (materiales avanzados), a los que más recientemente se han unido Inarbe (negocios y economía) e y el Is Food (cadena alimentaria), tras el nuevo rumbo estratégico que la Universidad Pública de Navarra dio a la investigación, apoyado en la idea de la multidisciplinariedad como soporte para abordar problemas complejos desde distintos puntos de vista, la compartición de las infraestructuras de investigación para favorecer el intercambio de conocimiento, la generación de nuevas líneas de trabajo y la transferencia de conocimiento a la sociedad y al sector productivo.

El Instituto Smart Cities trabaja en cuatro grandes líneas de investigación: entorno inteligente, sostenibilidad y eficiencia energética, análisis de datos y procesado de señales, e Internet de las Cosas (IoT).

Los institutos se alojan en el edificio Jerónimo de Ayanz de la UPNA, donde se produce este encuentro informativo en el que participan Carlos del Río, Ambrosio Liceaga, responsable de Vigilancia Tecnológica del ISC y Begoña Vicente, responsable de Desarrollo de Negocio de los Institutos de Investigación.

En este proceso de transformación apuntado tiene mucho que decir el ISC. “La problemática de la industria 4.0 nos toca de lleno, continua del Río, tanto la tecnificación como la automatización y optimización de los procesos, la obtención y gestión de datos… las empresas están muy concienciadas del cambio y de la mano del instituto podemos llegar muy lejos. Tenemos gente muy preparada y conocedora de las tecnologías que muy probablemente acaben implantadas en la industria”.

Ocurre otro tanto el caso del coche eléctrico, autónomo y conectado al que dedicó meses atrás un encuentro el clúster de Automoción. “En las tres vertientes tiene competencia el instituto. Disponemos de grupos de investigación muy potentes en generación de energía y almacenamiento, en el desarrollo de sensores, radares, sistemas de detección análisis y procesado de imágenes o en comunicaciones inalámbricas”.

O es el caso de las comunicaciones móviles y las nuevas frecuencias, la quinta generación de la telefonía móvil (investigaciones en las que participa el ISC a través de programas de Horizonte 2020), que soportará la rápida implantación y el desarrollo de la conectividad y su explotación que darán lugar a nuevos negocios y conceptos empresariales novedosos.

LA METÁFORA DEL CUARTO DE ESTAR

Muchas de esas tecnologías están comenzando a aplicarse o se aplicarán en la ciudad para facilitar las necesidades de los ciudadanos (transporte, alumbrado, tráfico, energía, salud, seguridad, medioambiente…). En ocasiones, indica Ambrosio Liceaga, nos referimos a la Plaza del Castillo como el cuarto de estar de Pamplona. Veamos que ha pasado con el cuarto de estar de nuestros hogares. La tecnología los ha transformado radicalmente en los últimos cuarenta años, ha favorecido servicios nuevos (informática, internet…) o ha modificado profundamente otros existentes (televisión). Ahora nuestro objetivo es ofrecer entornos inteligentes (smartcities) aplicados a las áreas urbanas e incluso a regiones enteras. Esos entornos inteligentes están basados en tecnologías que aquí desarrollamos, requieren conectividad y comunicaciones, sensores que nos permitan saber lo que está pasando en la ciudad, transmitir esa información y la toma de decisiones, ya sea controlar sistemas de riegos, medir la contaminación, el ruido ambiental... Lo que ofrecemos con la tecnología es conocimiento de lo que está sucediendo, información para administraciones y ciudadanos y herramientas para la toma de decisiones, tanto técnicas como participativas”. Y aspiramos que esos entornos inteligentes se extiendan, porque la tecnología, insiste Carlos del Río, “nos permitirá cambiar de forma importante las ciudades”.

SOLUCIONES DISPONIBLES

El ISC está aportando soluciones a asuntos muy diversos con el criterio de que tan importante es determinar la problemática que puede tener una ciudad como la racionalización de sus soluciones.
En el área de salud han trabajado en la problemática de las urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra, la simulación y monitorización ha determinado modificaciones en las asignaciones de médico y ahorros en tiempo y recursos.

En gestión del agua, han desarrollado soluciones para el control automático de riegos tanto en zona urbana como en zona rural. No todas las zonas de la ciudad o de un cultivo tiene que regarse igual, y gracias a la sensórica aplicada se puede discriminar el riego calle a calle o en el caso de los cultivos, planta a planta, como se ha hecho en viñedos. “En un entorno rural, afirma Begoña Vicente, todo lo que tiene que ver con tecnologías para cultivos o ganadería puede tener una importancia tan relevante como el tráfico en una ciudad. Que el vecino de una población rural pueda controlar qué cantidad de fertilizante tiene que aplicar a cada planta de un cultivo o cómo evoluciona el viñedo (vid a vid) y sus necesidades de agua, son cuestiones que tienen importante repercusión en la calidad final del producto y la riqueza de esas zonas”.

“Estamos trabajando muy activamente, señala Carlos del Río, en todo lo que tiene que ver con la gestión y recuperación de residuos industriales, orgánicos, inorgánicos y urbanos. Y en gestión energética, estamos elaborando estrategias para la sustitución a futuro de los vehículos de motor térmico por eléctricos y dotar de un sistema de recarga energética y almacenamiento mediante energías renovables que permitan la solvencia y la seguridad que presentan hoy los vehículos de motor de combustión. También participa justo con varias empresas en dos proyectos financiados por el gobierno de Navarra en su convocatoria de proyectos estratégicos para 2017-2019, uno para el desarrollo de un micro-autobús autónomo eléctrico y otro para el Almacenamiento eléctrico renovable para el autoconsumo residencial interconectado.

El ISC también ha desarrollado una solución para la detección de fugas en canalizaciones de agua. La tecnología ya se está implantando en la red de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, en concreto en la tubería de bombeo de Depuradora de Pamplona, mediante la incorporación de fibra óptica y lo que permite detectar el metro exacto donde se produce la fuga en una canalización que puede tener decenas de kilómetros. Una tecnología parecida se aplica a la detección de grietas en presas de la Confederación Hidrográfica del Ebro, aquí los sensores miden tanto parámetros físicos como térmicos y de presión para determinar el estado del hormigón.

A nivel suprarregional, además de la colaboración con la Confederación Hidrográfica del Ebro, como casos reseñables, el ISC ha desarrollado una plataforma de gestión avanzada para la seguridad en el nuevo estadio de San Mamés del Athletic de Bilbao. Además. ha puesto en marcha para el Puerto de Bilbao un sistema mediante drones, para la gestión y monitorización del almacenamiento y flujo de contenedores.

O participa en una red temática de Smart Cities con la Politécnica de Madrid. Autónoma de Barcelona, Complutense de Madrid, Universidad de Alcalá, Europea de Madrid, que está coordinada por la Universidad de Málaga.

“Si importante es obtener datos, lo es más transformar esos datos en información que permitirá tomar decisiones, incide Liceaga, para ello se han desarrollado distintas herramientas de software y plataformas de gestión”.

En el ISC trabaja un grupo especializado en simulación y modulación del tráfico en la búsqueda de soluciones y determinación de las dimensiones optimas de los vehículos de reparto, su flujo para minimizar el número de vehículos que accede a las zonas peatonales, la circulación de vehículos municipales, el acceso a los hoteles.

Desde el ISC también se llevan a cabo tareas de consultoría desde una posición de neutralidad a demanda de los ayuntamientos y otras instituciones para evaluar propuestas concretas de incorporación de soluciones tecnológicas.


I+D+I INTERNACIONAL

Sin ánimo de resultar exhaustivos distintos grupos del ISC han participado de forma consorciada tanto en proyectos de investigación del VII Programa Marco de la Unión Europea como en el actualmente en vigor Horizonte 2020 o distintos proyectos del programa Interreg Europe. En este plano cabe citar los proyectos de H2020 proyectos orientados al desarrollo de nuevas tecnologías, como es el caso de los proyectos en el entorno de las frecuencias de terahercios tanto aplicadas a la telefonía móvil (el futuro 5G) como al entorno de la seguridad.

“Tan importante es trabajar en estos proyectos multinacionales, enfatiza Liceaga, como estar en los grupos de trabajo donde se toman las decisiones como es el caso comentado de la red de Smart Cities o en las plataformas de logística a nivel de España y Latinoamérica, que se coordinan desde aquí, o la European Energy Research Alliance, donde participan centros tecnológicos y universidades, que investigan sobre los nuevos desarrollos energéticos. El ISC es miembro de un programa específico Smart Cities representando al Campus Iberus y estamos en el comité de dirección donde se analizan y se sugieren a la Unión Europea las líneas temáticas y propuestas que puedan ser interesantes para el futuro Noveno Programa Marco”.

Deja un comentario

¿Quieres estar informado?