Pedro Collado

Pedro Collado

Division Manager en Advancegroup
Pedro Collado

En los últimos años hemos visto cómo se están produciendo importantes cambios en el modo en que las empresas operan, venden y compiten, debido a las nuevas formas en las que las personas consumen, se relacionan, estudian o trabajan.
Este proceso de transformación está siendo impulsado por la tecnología y en función de los sectores dónde operemos, la velocidad de éste cambio lleva un ritmo vertiginoso. Algunos llaman a estos cambios La Tercera Plataforma: la nube, la movilidad, las redes sociales y el Big Data. Cambios que transforman sectores económicos por completo, creando nuevos modelos de negocio e influyendo en la desaparición y creación de nuevas empresas y modelos de negocio (Netflix, Venta Privé, Uber y muchos otros)

¿Cuál es el nivel de Madurez de las Empresas Españolas alrededor de la Transformación Digital?
Según un estudio de IDC realizado en diciembre de 2015, más del 75% de las empresas españolas estaba avanzando en el proceso para convertirse en una empresa digital, el 18% tenía planeado iniciar el proceso a lo largo de 2016 y solo un 7% indicó que no había hecho nada al respecto.
En mi opinión, las organizaciones actuales deben poner foco en Innovar, disponiendo de programas globales de innovación, en los que el departamento de TI se convierta en el motor de dicha innovación, proporcionando tecnología e ideas, para desarrollar nuevos productos, optimizar procesos de negocio, mejorar la experiencia del cliente e incluso incubar nuevas oportunidades o modelos de negocio.
Todo esto plantea un reto, que requiere a las organizaciones, tanto grandes empresas e instituciones cómo pymes, dotarse de los recursos adecuados para poder estar a la altura de estas exigencias.

¿Qué papel juega el Cloud Computing en todo éste proceso?
El presente exige disponer de infraestructuras flexibles, ágiles y altamente disponibles. Aquí es donde el cloud computing se convierte en el modelo más adecuado a los ritmos vertiginosos que el mercado demanda.
Estas oportunidades que generan las nuevas tecnologías van a ser solo para aquellas empresas, organizaciones y personas que entiendan que tienen que cambiar y que ejecuten estos cambios lo antes posible, si no quieren verse superados y perder competitividad.
Esta nueva sociedad digital requiere de un nuevo modelo de liderazgo. Los nuevos líderes deben estar preparados para construir y gestionar organizaciones flexibles, dinámicas y abiertas, que tienen que estar en continuo proceso de evolución para poder conocer y satisfacer las nuevas necesidades del mercado.
De acuerdo con estudios realizados por IDC sobre pautas de compra de los usuarios digitales, las empresas que se han transformado digitalmente son de media un 26% más rentables que aquellas que no lo han hecho.
Esto se debe a que, al conocer mejor a sus clientes son capaces de personalizar la oferta y tener mayor flexibilidad y agilidad a la hora de adaptarse a nuevas necesidades de compra y/o entrada de nuevos competidores.

Llegados a éste punto, ¿por qué no hablamos primero del Cloud Computing como tecnología de base?
Hay muchas definiciones de Cloud Computing. Pero quizás la que más nos gusta es la que se define como un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología, que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados para responder a las necesidades de su demanda.
A nivel técnico, la nube es una tecnología que se apoya sobre una plataforma de servidores, con un alto nivel de dinamización, que aporta entre otros factores, un alto grado de automatización, una rápida movilización de los recursos, una elevada capacidad de adaptación para atender a una demanda variable, así como virtualización avanzada y un precio flexible en función del consumo realizado, evitando además el uso fraudulento del software y la piratería.
El concepto de “nube” es muy amplio, y abarca casi todo el posible tipo de servicio en línea, pero podemos estandarizar la oferta actual de servicios en las siguientes tres modalidades:
- El software como servicio (SaaS)
- Plataforma como Servicio (PaaS)
- Infraestructura como Servicio (IaaS).
Dicho esto, si miramos las tendencias de mercado y de generación de nuevos negocios, 8 de cada 10 nuevos negocios que han empezado en España durante el último año, ya llevan el cloud computing en su ADN, trabajan en base a uno de los 3 modelos citados, y lo consideran un pilar imprescindible para su negocio.
Y cuáles son las ventajas que aporta esta tecnología respecto a otras que están ya instaladas en el día a día de cada empresa?
En Advancegroup llevamos más de 35 años ofreciendo soluciones tecnológicas. Hemos vivido junto a nuestros clientes muchos de los principales cambios tecnológicos que, sin duda, han condicionado su manera de trabajar.
Somos proveedores de soluciones de Cloud computing desde 2009, ofreciendo a las empresas la oportunidad de migrar toda o parte de su infraestructura informática a la nube.
Durante estos años hemos podido comprobar como el Cloud computing ha permitido a muchas empresas mejorar su nivel de eficiencia y competitividad, desarrollando nuevas formas de hacer negocio con sus clientes.
Estos son algunos de los principales beneficios que la nube les aporta:
Poner foco en el Core Business del negocio:
La nube permite a las organizaciones dejar en manos de una plataforma tecnológicamente avanzada, flexible, segura y disponible, toda su informática, y centrar más recursos en lo realmente importante: su negocio.

Pago por uso:
La empresa pasará a consumir la informática como un commodity más, como la electricidad, el gas o el agua, a través de un modelo de pago por uso, conociendo en todo momento el coste informático por usuario. Un modelo variable que se ajusta en cada momento a las necesidades y permite un importante ahorro de costes.

Movilidad:
Trabajar en la nube es sinónimo de movilidad. El usuario deja de estar anclado a un equipo y a una ubicación física. Con la nube podrá trabajar desde cualquier lugar, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo (portátil, Tablet o Smartphone).

Seguridad:
Sin duda este es uno de los temas más importantes y que está causando más problemas y pérdidas económicas en las empresas.
Trabajar en cloud computing mejora la seguridad física y lógica de los sistemas informáticos de la empresa.
La organización tendrá acceso a los estándares de seguridad más elevados y disponibles del mercado, permitiendo mejorar sus sistemas de protección tanto externos como internos.
Trabajar en la nube implica tener la infraestructura informática alojada en un datacenter, un edificio diseñado y construido para protegerla, bajo los mayores niveles de seguridad. En él se dispone de seguridad física y perimetral, así como una alta disponibilidad en el suministro eléctrico, de voz y de datos.
Adicionalmente a estas medidas el acceso a la información está protegido, mediante sistemas de encriptación, como los que utiliza la banca electrónica.
Las inversiones en seguridad que realizamos los proveedores de Cloud son infinitamente mayores a las que pueda realizar cualquier empresa por si sola.
Trabajar en la nube mejora la seguridad y la protección de las empresas.

Flexibilidad y escalabilidad:
En una situación de cambio constante la nube permite adaptar los recursos informáticos al tamaño y necesidad que se requiera en cada momento.
Hoy son muchas las organizaciones que han puesto su foco de crecimiento en la exportación e internacionalización de su negocio. La nube es el driver que permite a estas empresas ajustar los recursos necesarios a cada escenario concreto y modificarlos de manera fácil y ágil.

¿Cuáles son las principales dudas que nos trasladan las empresas a la hora de plantear la migración a la nube?
Durante estos años y habiendo adquirido una importante experiencia, fruto de haber migrado a la nube más de 200 empresas nos hemos dado cuenta de que el Cloud computing no solo supone un cambio tecnológico, sino que interviene directamente en la estrategia de negocio de las empresas, permitiéndoles poder gestionar mayores crecimientos con los mismos recursos y desarrollar nuevos negocios a un coste menor.
A continuación he seleccionado alguna de las principales dudas y preguntas que nos han transmitido los clientes antes de tomar la decisión de migrar su informática a la nube.

¿Externalizar servicios en la nube implica destruir puestos de trabajo?
En muchas ocasiones cuando hemos hablado con empresas cuyo servicio TI residía dentro de la organización ha existido el temor de que una migración a la nube iba a suponer el despido del informático interno.
Pero la realidad nos ha demostrado que el cambio a la nube ha generado una reestructuración de las funciones de los directores técnicos (CTO´s), orientando su rol principal al negocio de la compañía y alineando su objetivo personal con el de la organización.
Este tipo de cambios en el organigrama de una empresa han contribuido a una mejora en los procesos de la organización, obteniendo una optimización de los costes y una mejora en la calidad de la gestión interna.

¿Cómo se trabaja desde la nube?
La nube no cambia la experiencia del usuario. Sigues trabajando desde un dispositivo cualquiera y accediendo a un escritorio configurado con todo lo necesario para desarrollar tu día a día.
La gran diferencia está en que ese escritorio te acompaña donde quieras, siempre está disponible y puedes conectarte a él desde cualquier dispositivo, ya sea un Smartphone, un pc, un portátil o una tableta. Accedas desde donde quieras y con lo que tengas a mano siempre tendrás la misma experiencia de usuario.
-¿Puedo trabajar en la nube si no tenemos una conexión de fibra óptica?
Las buenas comunicaciones son un punto importante y necesario para poder trabajar en la nube. Gracias a las mejoras que se han venido produciendo en los últimos años, las soluciones de Cloud computing han sufrido un importante crecimiento.
Pero no siempre podemos disponer de una fibra en las empresas. Esta realidad nos ha obligado a desarrollar soluciones que puedan operar bajo comunicaciones basadas en líneas ADSL.
Por ello en nuestra nube la información que viaja por la conexión de internet son archivos de caché e imágenes que se generan, a través de los impulsos de nuestro teclado y movimientos de ratón.
Esto nos permite poder optimizar muchísimo el rendimiento de las aplicaciones que ejecutan los usuarios. Utilizamos la velocidad de bajada de internet, que siempre es la mayor y más económica. Por cada megabyte de bajada pueden trabajar hasta 6 usuarios concurrentemente con un rendimiento óptimo.

¿Dónde están mis datos?
En una plataforma tecnológica avanzada y siempre actualizada, alojada en un data center principal de una ciudad, donde disponemos de la producción y un primer backup de todo el sistema, replicado todo ello en tiempo real contra otro datacenter, ubicado en otra ciudad diferente, que contiene un segundo bakup completo y la infraestrcutura de contigencia para poder dar continuidad de negocio.

¿Qué pasa si algunos de los servidores de internet falla?
No pasa nada. Los niveles de alta disponibilidad de la solución de Cloud computing permiten garantizar que los usuarios sigan trabajando cuando un servidor falla, sin sufrir ningún tipo de problema informático.
La verdad es que muchas de las dudas planteadas en éste artículo son frecuentes. Por esta razón creemos que es muy importante organizar jornadas de divulgación para explicar tanto el concepto de Transformación Digital como el papel que juega el Cloud Computing en todo el proceso. Durante este último año hemos convocado multitud de jornadas dirigidas a empresarios y organismos públicos en toda la geografía española.
En la Comunidad de Navarra y gracias a un acuerdo estratégico con la firma de consultoría Delta Consultores hemos desarrollado un calendario de acciones, con el objetivo de dar a conocer las ventajas que ofrece la nube a cualquier empresa, sea ésta grande, mediana o pequeña.

Pedro Collado Alonso Division Manager de Advancegroup

Deja un comentario

¿Quieres estar informado?