Nace Grupo Empresarial Larrión, integrado por seis empresas del sector del corte de acero, cableado y electrónica

Nace un nuevo grupo industrial con sede en Navarra, Grupo Empresarial Larrión, constituido por seis organizaciones empresariales de larga trayectoria de los sectores del corte de acero, cableado y la electrónica y que agrupa a 160 trabajadores.

Estas organizaciones, presentes en Navarra, País Vasco y Madrid, facturan 30 millones de euros y han creado un 10% de empleo al finalizar el ejercicio de 2018.

El grupo empresarial toma su nombre de su promotor, Felipe Larrión, director general del mismo. Larrión (Pamplona, 1966), licenciado en Derecho, máster en Derecho de Empresa, PDD IESE y PEDF Deusto, ha ocupado puestos de responsabilidad en diferentes empresas navarras del sector de la logística y transporte, pertenecientes a grupos franceses. En 2011 adquirió Oxicorte Pasajes, empresa ubicada en Pasaia (País Vasco) y dedicada a la tradicional técnica del oxicorte, que en esos momentos se encontraba en fase de cierre.

A la compra de esta empresa, germen del grupo, le siguió un mes después, la adquisición de Oxicortes Industrial, ubicada en Esquíroz (Navarra). Con el fin de hacer más fuerte la división del acero y ganar volumen para crecer, adquirió en 2013 Fercoa, ubicada en Alcalá de Henares (Madrid), y dedicada también al oxicorte, además de al corte por láser y plegados, completando así su actividad y su cartera de servicios.

Un año más tarde, en 2015, puso en marcha una nueva división de negocio, el cableado, creando Cablecon, en Landaben, Navarra, que potenció con la adquisición en 2016 de Cayata en Getafe, (Madrid), empresa de larga trayectoria en el sector y que aportaba una dimensión nacional e internacional, así como sólidos clientes del sector de automoción.

Un año más tarde, se adquirió Meco en Zamudio, (País Vasco), empresa que fabrica mazos de cableado señal para todo tipo de aplicaciones. De esta forma, el grupo está presente, además de en Navarra, en País Vasco y Madrid y ofrece una serie de productos y servicios globales, que se complementan entre las diferentes plantas, a distintos sectores de actividad.

Accede a la revista completa en la edición impresa número 309 de Negocios en Navarra

inBiot, cuando la eficiencia energética y la salud van de la mano

“Eficiencia sí, pero no a costa de nuestra salud”, señala la arquitecta técnica María Figols González (Zaragoza, 1981). Ella, junto con el ingeniero industrial Xabier Aláez Sarasibar (Zizur Mayor, 1993); el también ingeniero industrial Sergio Díaz de Garayo Balsategui (Vitoria, 1975); la ingeniera informática Maite Aláez Guergué (Mutilva, 1998) y Javier Vergara Lacuey (Pamplona, 1992), es uno de los cinco fundadores de inBiot, start-up que se dedica a la monitorización inteligente de la calidad del aire en el interior de edificios. El primer producto que han lanzado al mercado y del que ya han vendido sus primeras unidades es MICA (Monitor de Interior de la Calidad del Aire). De momento, mide parámetros como la temperatura, la humedad, la concentración de CO2 y formaldehído, un compuesto químico irritante y sensibilizante que se puede encontrar en pinturas, barnices o conservantes de cosméticos y que se encuentra presente en prácticamente cualquier espacio interior.

¿Por qué surge ahora la necesidad de medir la calidad del interior de una vivienda u oficina? María Figols relata que la búsqueda de la eficiencia energética ha llevado a mejorar el aislamiento de los edificios y a vigilar la hermeticidad para evitar la pérdida de energía. “Al hacer las envolventes herméticas hay que aportar aire limpio para que sea respirable. En este contexto cobra más importancia la acumulación de CO2 o de compuestos derivados de materiales de construcción, renovación, equipamiento o productos de limpieza. Cuando el edificio tiene una hermeticidad tal alta puede haber una mayor acumulación de compuestos contaminantes interiores, si el sistema de renovación de aire no es el adecuado”.

Para leer la noticia completa, accede a la revista Negocios en Navarra nº 309

Seis empresas navarras han obtenido el certificado de operador económico autorizado

Seis compañías navarras han conseguido el certificado de operador económico autorizado, conocido por sus siglas OEA. Esta figura europea de carácter voluntario y que surgió en 2008 y como reacción a los atentados del 11-S para aumentar la seguridad en el transporte de mercancías, resulta de extrema utilidad para las empresas que se dedican a la exportación. Con ella se consigue una mayor agilidad en todos los procesos aduaneros. La empresa que consigue su certificación asegura ante un tercero que se cumplen con buenas prácticas de la seguridad en la cadena de suministro. En la práctica, esto supone que las mercancías llegan de manera más ágil desde la fábrica hasta cualquier país donde la Unión Europea tiene acuerdos como por ejemplo Estados Unidos, China o Japón. María Miró Sacanelles, coordinadora de servicios OEA de la firma Taric y que trabaja de manera estrecha con la Cámara Navarra de Comercio, explica en qué consiste este certificado. En España lo han obtenido un total de 744 firmas. Como curiosidad, la experta de esta firma destaca el efecto que ha tenido el Brexit en este certificado. Ha habido un repunte de acreditaciones en las empresas británicas por la incertidumbre que genera su salida de la Unión Europea.

Exportaciones: en vísperas de un nuevo registro histórico

Los resultados obtenidos por el sector exterior a lo largo del mes de noviembre, que fueron facilitados por la Dirección Territorial de Comercio en Navarra el 22 de enero, refuerzan la previsión apuntada en estas mismas páginas de que nos encontrábamos ante un ejercicio en el que se iba a romper el registro histórico alcanzado por el sector exportador en el año 2015 (8.540 millones de euros). Las ventas de las empresas navarras en los mercados internacionales en el mes de noviembre crecieron a tasas del 24% y superaron los 913 millones de euros, cifra nunca alcanzada, que permitirá cerrar el año 2018 con unas exportaciones cuyo valor se situará en el entorno de los 9.000 millones.

Tras los excelentes resultados de noviembre aparecen la actividad de las empresas de automoción (428,3 millones de euros) y específicamente la recuperación de las exportaciones de automóviles (309 millones), pese a que la falta de motores homologados tras la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones haya reducido en 20.000 unidades la producción de vehículos en Volkswagen Navarra, y el más que positivo comportamiento de las empresas fabricantes de bienes de equipo (213 millones de euros), especialmente las de maquinaria para la industria (67,2 millones de euros) y de las aparatos eléctricos (97 millones de euros). A la fiesta, de forma más moderada, se suma la industria de alimentación (109 millones de euros), por el empuje de las manufacturas de frutas hortalizas y legumbres (50 millones) que neutraliza las menores ventas de productos cárnicos (10,8 millones) y aceite (5,4 millones).

José Antonio Sarría: “El capital y el trabajo tienen que sentarse a hablar”

Este próximo 31 de enero José Antonio Sarría Terrón será reelegido presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). Tras sopesar sus muchas dudas sobre si presentarse o no al cargo anunció en la entrevista concedida a Negocios en Navarra que optaría al puesto de máximo representante de los empresarios navarros. Entre los motivos, se encuentra el seguir trabajando por la empresa navarra para, por ejemplo, mejorar su productividad o conseguir que tengan un mayor tamaño. De momento, ya anuncia que recuperará los itinerarios de empleabilidad y apostará por la Formación Profesional Dual. De este modo, Sarría afrontará su tercer mandato.

En el número 309 de Negocios en Navarra entrevistamos a José Antonio Sarría, presidente de la CEN. Puedes leer la entrevista completa en la edición impresa.

Santiago Sala, director general de Grupo Apex, Premio Empresario del Año 2018

La revista Negocios en Navarra, con el patrocinio de CaixaBank y en colaboración con la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), ha otorgado a Santiago Sala, socio y director general de Grupo Apex, el Premio Empresario del Año 2018. El galardón, que alcanza este año su vigésimo octava edición, ha sido entregado hoy por la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, en un acto que ha contado con la asistencia de más de 300 personas, representantes del mundo empresarial y los negocios de la Comunidad foral.

Santiago Sala González (Bilbao 1971) es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad del País Vasco en la especialidad en Dirección Comercial. En 2006 cursó el Programa de Dirección General del IESE y en 2012, el ADECA (Alta Dirección Empresa de la Cadena Alimentaria) en el Instituto Internacional San Telmo.

Desde 2001, el nuevo Premio Empresario del Año es el director general de la empresa Aperitivos y Extrusionados (Apex), dedicada a la fabricación y venta de aperitivos y frutos secos desde 1979. En el periodo comprendido entre 2004 y 2007 fue miembro del Comité de Consumo del Grupo Borges de alimentación, al que pertenecía esta empresa hasta 2008, momento en el que Salas lo adquirió. Desde entonces, es accionista, presidente del consejo y CEO del Grupo APEX, que aglutina las enseñas Aspil y Papas Vicente Vidal, entre otras.

 Además, es presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Productos de Aperitivo (AFAP), fundador y miembro de la Junta Directiva del Clúster Agroalimentario de Navarra Nagrifood y fundador y miembro de la Junta Directiva de la Asociación  A+ de emprendedores de la Ribera. Es también mentor del programa de emprendimiento Orizont de Sodena.

En esta edición, el jurado ha querido reconocer el liderazgo de Salas en el proceso de crecimiento y expansión de esta empresa hasta convertirse en líder en su sector. Grupo Apex es el mayor operador nacional en el sector de aperitivos y extrusionados. Durante el año 2018 y dentro de su plan de expansión, Grupo Apex se ha hecho con el 100% del capital de la compañía valenciana Papes Safor, cuyo buque insignia son las patatas fritas Aitana. Una compra que se suma a la adquisición del 70% del capital social de la compañía SyC Diversificación en diciembre de 2017.

La jornada se ha iniciado con las intervenciones de Rubén Elizari, director de Negocios en Navarra, y José Antonio Sarría, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra. Además, Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank en Navarra, ha destacado que esta entidad patrocina por segundo año consecutivo este galardón que distingue la excelencia empresarial “porque ha estado, está y estará siempre al lado de las empresas”. “Muestra de este apoyo al sector empresarial navarro es el acuerdo anual de CaixaBank con la Confederación de Empresarios de Navarra, por el que desde 2013 hemos puesto 4.000 millones de euros a disposición de las empresas para la financiación de sus inversiones y de su actividad diaria, algo que sin duda supone una mejora en su competitividad”, afirmó.

Previamente a la entrega del galardón, ha intervenido como ponente Alejandro Ruelas-Gossi, profesor en la Universidad de Miami y en la UCLA Anderson School of Management y actual visiting professor en la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra. Bajo el título ‘Paradigmas que hoy ya no funcionan’, este experto habló de cómo reconocer cuándo la inercia estratégica llega a su límite y “qué síntomas acusan que la innovación ha llegado a una meseta”.

Ruelas-Gossi es asesor y conferenciante para algunas de las mayores empresas del Fortune 500, como Sony, Motorola, Microsoft, IBM, Philips o Cemex. Es ingeniero industrial por el Tecnológico de Monterrey (México), Master of Sciences (Management of Technology) por el MIT y Doctor en Management (Strategy) por la University of North Carolina (Chapel Hill). Ha sido fundador y promotor del think-tank Orkestra (Instituto Vasco de Competitividad) y su teoría de la Orquestación Estratégica está considerada como una de las de mayor impacto en el pensamiento estratégico vanguardista.

Finalmente, la jornada ha sido clausurada por la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y ha continuado con el tradicional almuerzo en el hotel Tres Reyes de Pamplona.

El premio y los nominados

El pasado noviembre, Negocios en Navarra invitó a promover candidaturas para el premio a una docena de entidades, de las que han participado las siguientes: Asociación de la Industria Navarra, BBVA, Banco Santander, CEN, CaixaBank, Caja Rural de Navarra, Laboral Kutxa, Cámara Navarra de Comercio e Industria, Creainversión, Deloitte, AJE Navarra, KPMG y SODENA.

El jurado, reunido el pasado 17 de diciembre, ha estado integrado en esta edición por Manu Ayerdi, vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra; Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank, entidad patrocinadora del evento; José Manuel Ayesa, presidente honorífico del jurado; José Antonio Sarría, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra; Enrique Goñi, director general de Criteria; Ana Ursúa, profesional de prestigio; Francisco Santiago, en representación de la sociedad editorial de Negocios en Navarra y Benito Jiménez Cambra, último galardonado.

Esta edición han resultado nominados al premio Jesús Aguirre (Aguirre Maquinaria); Iñigo Ayerra (IED Electronics); Eduardo Azanza (das-Nano), Fernando Bacaicoa (Bacaicoa Industrias Plásticas); Félix Barcos (Alimentos Congelados Barcos); Jesús Berisa (Grupo Events Hotels); Iñaki y Francisco Ecay (Ecay Construcciones); Yolanda Falcón (Electrónica Falcón); Alfonso, Julio, Javier y Marta Goicoechea (Gráficas Ulzama); Óscar y Saioa Lana (Integralia Movilidad); Ciro Larrañeta (Tetrace); Felipe Larrión (Grupo Empresarial Larrión); Joseba Martikorena (Martiko); José Ignacio Murillo (Sunsundegui); José María Osés (Grupo Osés); Jorge J. Ruiz Martín (Mecanizados Mekatech); Alejandro Ruiz (Grupompleo ETT), Laura Sandúa (Aceites Sandúa); Hermanos Sanz (Megacalzado); Luis Unceta (Isimar) y David Zubeldia y Carlos Yánez (Geiser Pharma).

El Grupo Apex ha crecido un 480% en menos de una década

En cualquier escuela de negocios se podría estudiar el caso de la reconversión del Grupo Apex: liderazgo, estrategia, gestión de las personas, valor añadido o financiación son solo algunos de los capítulos de este éxito. En 2010 facturaba 12 millones de euros. Ocho años después su facturación era de 70 millones. Esto significa que su crecimiento ha sido del 480%. En las presentaciones que utiliza Santiago Sala, el artífice de este milagro, indica que el crecimiento procedente de las adquisiciones ha sido de 38 millones de euros. “A pico y pala, el 35%. El pasivo a largo plazo al servicio del plan estratégico, y no el plan en función de la estructura financiera o los fondos”, cuenta Sala. Lo que sigue a continuación es la historia de Aperitivos y Extrusionados; es el relato de cómo convertir los sueños en realidad.

Aperitivos y Extrusionados S.A.U., fundada por el emprendedor navarro Ángel Corral, compite en el mercado español de aperitivos salados desde 1979. Fue entonces cuando comenzó su actividad la marca Aspil en Ribaforada. Desde su inicio Apex fabrica y vende sus productos –aperitivos fritos y extrusionados- en el canal impulso español, a través de distribuidores, fundamentalmente para el target infantil.

Puedes ver el reportaje completo de Apex en el nº309 de Negocios en Navarra

Entrevista a Santiago Sala, Premio Empresario del año 2018

Santiago Sala González (Bilbao, 1971) es el XXVIII Premio Empresario navarro. Méritos no le faltan. Cuando el consejero delegado del grupo Borges le ofreció ocupar el puesto de director general en Apex (Aperitivos y Extrusionados), la idea que rondaba por la mente del consejo de administración de esta multinacional era que la empresa estaba abocada al cierre. Pese a las inversiones en la mejora de la planta, la cuenta de resultados se encontraba en números rojos. Entonces, Santiago Sala pidió un plazo de tres meses antes de decidir si había que echar la persiana o no. Dos años después de tomar las riendas de esta compañía con sede en Ribaforada, el Ebitda había mejorado; el tercero ya era positivo y en 2006, Apex ya era la empresa más rentable del grupo Borges en términos porcentuales. Aquella empresa que empezó a dirigir en 2001 y que acabaría comprando en 2008, contaba con un centro de producción, 80 empleados, y una facturación de unos seis millones de euros. Hoy en día Apex cuenta con cinco plantas en toda España, emplea a 450 trabajadores, factura 80 millones y exporta a una veintena de países.

En el ADN de este “empresario atípico”, como él mismo se define, se encuentran los valores que su padre, que ostenta el mérito de haber sido el catedrático español más joven, y su familia le inculcaron: humildad y trabajo. Quinto de seis hermanos, aún recuerda cuando, todavía un niño, alguna tarde de verano, jugaba con sus primos en la casa de su abuela, cerca de Castro Urdiales, a montar una tienda . “Me gustaba la parte de apuntar las ventas y lo que ingresábamos”, cuenta entre risas. “No he tenido referentes empresariales en mi familia, pero la parte de los números siempre me ha gustado”, dice.

Licenciado en Económicas y Empresariales por la Universidad del País Vasco (1994) y Programa de Dirección General por el IESE (2006), su presente se parece bastante al futuro que había imaginado durante su juventud. “Quería ser un ejecutivo de una multinacional que viajaba por todo el mundo para después, regresar a casa”.  El nuevo Premio Empresario, Santiago Sala, representa un soplo de aire fresco e ilusión para la empresa navarra. Su discurso y su éxito en Apex invitan a romper con la dictadura marcada por las tendencias del mercado y, sobre todo, a no ponerse límites para crecer. En los ingredientes de su fórmula del éxito, aparece trabajar “a pico y pala” y sobre todo, saber buscar los recursos necesarios para el proyecto empresarial con un fin muy claro: ser relevantes en la cuenta de resultados de sus clientes.

En la revista número 309, entrevista al Premio Empresario del año 2018 otorgado por nuestra revista, patrocinado por Caixabank y CEN

Veintidós propuestas presentadas en la XXVIII Edición del Premio Empresario del Año en Navarra

Además de Santiago Sala, otras veintiuna personas fueron nominadas al XXVIII Premio Empresario del Año en Navarra. Estas propuestas fueron analizadas en una única reunión celebrada el pasado 17 de diciembre en Pamplona.

El jurado en esta edición estuvo integrado por Manu Ayerdi, vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra; José Luis Larriú, director de Banca de Empresas de Caixabank en Navarra, entidad patrocinadora del evento, José Manuel Ayesa, José Antonio Sarría, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra; Enrique Goñi, director general de Criteria; Ana Ursúa, directora de AIN, Francisco Santiago, en representación de la sociedad editora de Negocios en Navarra; y Benito Jiménez, último galardonado.

 

 

Nuevo Abarth 595

“Tantos años que pasaron…

… Con mis soledades solos//Y hoy tú duermes a mi lado.//Son los caprichos del sino.//Aunque con sus circunloquios//Cuánto tiempo no he perdido”. Viviendo Sueños, Luis Cernuda (1902-1963).

Han pasado ya un par de lustros de cuando probamos la primera entrega de este coche y como hoy, no fue un día cualquiera porque Abarth no es una marca cualquiera.

Como los de la vieja escuela que encandilaran en los años 60, más allá de su apariencia Fiat, no es un coche como los demás, es algo fuera de lo común. Un auténtico capricho.

Se declina en tres gamas, una ‘normal’ por llamarla de alguna manera, otra denominada ‘Turismo’ un poco más potente, ‘chic’ y la última, llamada ‘Competizione’ que es eso, un bólido de prestaciones lujuriosas. En 2017 se enriqueció con otra más denominada ‘Pista’ que es la versión temperamental de la ‘Turismo’ Y por encima están los 695 que equipan los diferentes Biposto, T Ferrari, Maserati, Riva o Yamaha. El mundo Abarth, contando además las infinitas posibilidades de personalización es eso, un mundo.

Sobre un 500 normal, ya bastante bien cuidado, añade un aspecto más selecto, con una apariencia cualitativa más notable, más equipamiento y mejores asientos, diferentes en las tres versiones.

Hay también diferencias técnicas apreciables y se puede hablar de coches distintos, más incluso que los originarios de hace 50 años.

Los motores son más potentes como es lógico y las vías más anchas para darle otro toque en carretera y albergar unas llantas más ‘racing’ a tono con su personalidad.

ESCORPIÓN

Todo ello está camuflado por los apéndices aerodinámicos que lo rodean y exaltan de manera llamativa, a la vez discreta y elegante. El conjunto que culmina en los difusores delantero y trasero, de donde surgen dos escapes que emiten un ‘ronroneo’ como de deportivo italiano de ensueño, es simplemente espectacular. Es uno de los coches más deseables del mercado independientemente de cualquier otra consideración.

El interior ya hemos dicho que tiene un buen toque, materiales bien elegidos, infinitas combinaciones a medida, los mandos están bien dispuestos y quizás se sale de la norma porque no tiene un equipamiento tecnológico a la última. Tiene lo esencial, pero no ‘gadgets’ que elevarían el peso y atenuarían su personalidad única, un Abarth es un Abarth, un bólido tan adaptado a la vida diaria como a las carreras.

Como novedad la pantalla es bastante más grande y el cuadro digital, con diferentes alternativas de visualización, es el único peaje a la modernidad.

Nuestro 595 mantiene la esencia originaria de su creador en el interior de sus órganos mecánicos. Esa era su filosofía, deportiva a ultranza y ese es su encanto sin par. Así que las diferentes elaboraciones cuentan, con turbos, amortiguadores, escapes, frenos y otros muchos elementos, adaptados a las diferentes personalidades de cada modelo.

CARÁCTER

Nosotros circulamos con la versión básica de cambio manual y motor 145 cv que se antoja suficiente para el fin perseguido. Esta quizás sea la versión más factible para un uso urbano. Por su tamaño es ágil, vivaracho y se puede aparcar en cualquier hueco. Pero se disfruta infinitamente más sacándolo a las carreteras. Allá está su reino.

Hacemos un recorrido variado que nos lleva hasta San Juan de Luz por todo tipo de vías, en las que se goza de la misma manera, sea una autopista o un puerto de montaña ¡qué delicia!. Además llueve, pero eso a él no parece preocuparle demasiado, el aplomo, la precisión, la fidelidad son superlativas. Es de concepción dura evidentemente, pero está bien trabajado, no resulta incómodo y pocas veces golpea en los obstáculos.

El motor es una pequeña joya, plena de vitaminas que dosifica con esmero y lo mismo acelera como un rayo que se recupera en un suspiro. Es, además, sorprendentemente silencioso. En esta versión básica sus cifras ya son de asombro, propias de coches de entidad mucho más aparente.

También es muy silencioso y cuando se pone nervioso, solo se escucha el sonido ronco del escape que está ‘trabajado’ a la japonesa, no molesta y el que lo escucha queda definitivamente prendado.

Como los mejores del ramo, pulsas el botón ‘Sport’ y su personalidad se transmuta. Notas la contorsión, que las vueltas suman 500 giros, que el volante todavía es más preciso, los frenos más mordientes y, como de costumbre, te escoras hacia el mundo de la aviación por sus reacciones fulminantes, pocos coches te podrán seguir.

En fin, un día de esos para no olvidar y un coche que es un sueño digno de las páginas de número tan señalado.

CARACTERISTICAS TÉCNICAS

Tipo:
Berlina 3 puertas, 4 plazas, tracción y motor transversal delanteros.

Motor:    Cambio manual de 5 marchas o Secuencial robotizado.

Transmisión:
Cambio manual de 5 marchas o Secuencial robotizado.

Suspensión:
Independiente. Delantera: MPherson. Trasera: Eje de torsión. Muelles y amortiguadores telescópicos FSD.

Dirección:
Cremallera con servodirección electromecánica.

Frenos:   Delanteros: Discos autoventilados. Traseros: Discos simples. TTC.

Dimensiones y pesos:
Largo/Ancho/Alto: 3660/1893/1485 mm. Peso: 1100 Kg. Maletero: 185 l. Depósito: 35 l.

Prestaciones:
Velocidad: 210 Km/h. Aceleración 0-100: 7,8 s. Consumo urbano/extraurbano/mixto: 7,9/4,9/6,0 l/100km. Emisiones Co2: 139 gr/km.

PVP:
Versión probada Abarth 595: 20.100 €. Otras versiones: Turismo: 24.500. Competizione: 27.100.