Por mucho que hagamos por no caer en la tentación, siguiendo los pasos del escritor alemán, es imposible no caer seducido por la imagen robusta del nuevo fruto Mercedes, el único que faltaba esta vez sí. Y es curioso que una marca bien asentada en el mercado americano, haya tardado tantos años en sacar un pick up, una camioneta, de las que allá hacen furor.

Quizás sea porque el de este tipo de vehículos es un segmento prácticamente dividido en ocho categorías. La primera es la de nuestro X y el Ford Ranger o el Toyota Hilux serían algunos de sus rivales más aguerridos. En la octava están los pesos pesados de Kenworth, Peterbilt o Freightliner, propiedad de Daimler, que son los equivalentes a nuestros Actros etc. Entre medio toda una gama de vehículos que hasta la 5 muchos son de uso particular, vamos coches. El súper ventas Ford F150, comienza en la 2 y va hasta la 5, elevando tamaño y tonelaje.

Es decir que nuestro Mercedes es demasiado ligero para sus gustos y no se va a vender, de momento, ni en EEUU, ni en Canadá. Sólo lo veremos en Europa y América Latina donde será fabricado en Argentina. Ello no quiere decir que, una vez cogido el gusto, no haya evoluciones.

Como suele ser el caso y al igual que sucede con el Citan, es fruto de una ‘joint venture’ con Nissan, por lo que el punto de partida es el notable Navara, del que también deriva el nuevo Alaskan de Renault.

SELECTO

¿Dónde residen las diferencias? En las versiones más utilitarias no son demasiadas y prácticamente se reducen a la imagen corporativa. Pero conforme se asciende el nivel, ya son más apreciables, especialmente en el interior más cuidado. El último escalón ya es muy Mercedes con motores, transmisiones y equipamientos a los que sus colegas ya no tienen derecho.

Es por tanto un vehículo mixto, algo muy en boga hoy en día, que tanto satisfará a un profesional puro y duro que lo utilizará sólo para su trabajo, como para un tipo de cliente activo que vive en entornos de montaña o playeros o realiza actividades en la naturaleza, necesita capacidad, facilidad de carga y además gusta de utilizar un coche práctico que refleje su modo de vida. Es, obviamente, un segmento nicho interesante.

Nosotros vamos con una versión intermedia que a la vista es Mercedes pero cuyo apelativo levanta sospechas, X 250. Es porque su motor es de origen Nissan, declinándose, en dos tipos, nosotros circulamos con el potente de casi 200 cv. Dentro de poco serán lanzados los modelos de 6 cilindros más exclusivos y estos sí que son ya plenamente ‘estrellados’.

En fin, es un TT interesante porque tampoco es tan arcaico como suelen ser los ‘pick up’. Tiene un bastidor sustentado sobre muelles y prácticamente independiente, lo que le da suficiente solvencia en carretera como para destacar sobre la media.

El interior es amplio con buena capacidad para cinco pasajeros, aunque sólo cuatro viajen realmente cómodos como suele ser cuestión.

HÁBIL

En apariencia es muy parecido al de las Clases A o C y está realizado con los mismos criterios de calidad. Como la base de partida ya es notable pues un buen punto a favor. Está muy bien dotado con todos los elementos de los Mercedes modernos. Destaca también el amplio abanico de posibilidades existente para cubrir la parte trasera, bien a base de ‘hardtop’ bien con simples tapas o vistosos refuerzos.

En marcha las cosas van bien, siempre y cuando comprendamos el vehículo que llevamos y no pretendamos pedirle lo que no es. En carretera se circula cómodamente con aplomo, tiene todos los sistemas de corrección, prevención y alerta propios de sus hermanos por lo que concluiremos que va superdotado y por él, tener un accidente y salir malparado, parece posibilidad remota.

Sobre otros SUV destaca por su empaque fuera de carretera, es más tradicional, mucho más alto, ancho, con voladizos poco pronunciados y no demasiado largo, ni pesado, por lo que parece vehículo muy capacitado, desinhibido para estos menesteres rudos.

Tiene dos tipos de transmisión 4MATIC y diferentes programas adaptativos. En el nuestro que es versión intermedia, se accionan manualmente, cuando aparezcan las altas será todo permanente. Dispone de diferencial autoblocante y control de descensos por lo que, eso, es un coche especialmente bien pensado para franquear obstáculos.

En fin, quizás sea porque soy un poco así, de raíces agrícolas, montañero, trotamundos, el caso es que me ha dejado un buen sabor de boca.

CARACTERISTICAS TÉCNICAS

Tipo: 
Pick up, 4 puertas, 5 plazas, motor longitudinal delantero y tracción trasea o integral 4 Matic acopable o permanente.

Motor:   
Turbodiesel, 4 cilindros en línea, 16 v. Cilindrada: 2298 cc. Potencia:  190 cv/3750 rpm. Par Nm/rpm: 450 Nm a 1500-2500 rpm. Euro 6.

Transmisión:   
Cambio: Manual de 6 o Automático de 7 velocidades. Dinamic Select.

Suspensión:      
Independiente. Delantera de trapecio articulado y trasera multilink con muelles y amortiguadores.

Dirección:
Cremallera hidráulica servoasistida.

Frenos:  
Delanteros y traseros:
Discos autoventilados.

Dimensiones y pesos:  
Largo/Ancho/Alto: 5340/1920/1819 mm. Peso: 2234 Kg. Carga útil: 1016 Depósito: 83 l.

Prestaciones:    
Velocidad: 175 Km/h.
Aceleración 0-100: 11,8 s.
Consumo urbano / extraurbano /mixro: 9,6/6,9/7,9 l/100km l .
Emisiones Co2: 207 gr/km.

PVP:  
Versión probada X 250 4 MATIC Progresive: 44.203 €. Otras versiones: X 220D Simple: 37.133

Deja un comentario

¿Quieres estar informado?